Planta de tratamiento de aguas residuales – PTAR

¡Ayudamos a proteger y recuperar el recurso mas valioso, «el agua»!

Una planta de tratamiento de aguas residuales – PTAR es aquella que gracias a diferentes procesos físicos, químicos y biológicos elimina los contaminantes presentes en el agua luego del uso humano.

Hablando de temas de sostenibilidad, la actividad humana afecta el medio ambiente contaminando el aire y el agua. El aire con la emisión de partículas contamines, entre ellos está el C02 y los gases efecto invernadero. La actividad humana contamina el agua con los vertimientos de agua. Los cuales son de 2 tipos: residenciales o biológicos de los seres humanos e industriales. Una planta de tratamiento de aguas residuales – PTAR es la solucion mas adecuada para tratar estos 2 tipos de aguas residuales.

 

Es acá donde se toman relevancia los temas de tratamiento de aguas a nivel industrial y urbano.

 

Principios básicos

Una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales o PTAR es un sistema de tratamiento de aguas negras, cuyo origen viene del pozo séptico donde por decantación se separan sólidos y los líquidos irrigados por dispersión en un pozo profundo o en un área con vegetación que lo aprovecha. Una versión posterior se separa el proceso en dos fases: la sedimentación y la digestión. No obstante, el gran avance fue el proceso de mineralización de lodos en periodos largos de retención. Con lo cual se hace más segura e inofensiva su disposición.

 

Aguas Negras

Tipos de procesos/tratamientos

Tratamiento primario o físico

Se separan los tres elementos principales: lodos, líquidos y grasas.

Este tratamiento es para reducir principalmente solidos sedimentables. previamente se extraen arenas, piedras o materiales solidos de gran tamaño. Es este proceso, se busca reducir la velocidad de circulación y permitir que por gravedad se acumulen los elementos orgánicos de mayor densidad en tanques.  Estos tanques son comúnmente llamados clarificadores primarios o tanques de sedimentación primarios. También se obtienen grasas flotantes producto de la estabilidad.

Se producen 2 productos: un líquido homogéneo y unos fangos o lodos que pueden ser tratados separadamente.

Estos tanques son concebidos para reducir los picos de caudal, temperatura, pH y contenidos orgánicos para ser introducidos de manera homogénea en los reactores para su tratamiento.

Es frecuente agregar coagulantes o floculantes para mejorar la separación.

Tratamiento secundario biológico

Mediante procesos biológicos aeróbicos (con presencia de Oxigeno), se busca degradar sustancialmente el contenido biológico del agua residual. Es posible, realizar un proceso anaerobio que produce gas metano (gas natural) pero requiere mayores tiempos.

  • Fangos activados o lodos activados

La tarea la realiza una masa de ¨microorganismos activos¨ capaz de consumir el desecho orgánico, gracias a la presencia de oxígeno. Este caldo bacteriano recibe el nombre de lodo activado.

  • Reactores biológicos de membrana

La incorporación de membranas semipermeable garantiza la remoción de todos los contaminantes suspendidos y sólidos disueltos. Su limitación está en el costo ( de inversión y de operación).

  • Sedimentación secundaria

El paso final es retirar los flósculos biológicos del material de filtro, y producir agua tratada con bajos niveles de materia orgánica y materia suspendida.

tanques tratamiento biologico
mujer en tanque agua tratada

Tratamiento terciario

Allí se aumenta la calidad del efluente al estándar requerido antes de que éste sea descargado. Se trata de remover nitrógeno o fosforo del efluente tratado u otros contaminantes difíciles a remover.

  • Filtración

La filtración con: arena, que retiene gran parte de los residuos de materia suspendida y carbón activado retiene las toxinas residuales.

  • Lagunaje

El tratamiento de lagunas proporciona sedimentación y mejora biológica adicional por almacenaje en charcos o lagunas artificiales.

  • Desinfección

El propósito de la desinfección en una planta de tratamiento de las aguas residuales es reducir substancialmente el número de organismos vivos. Los métodos comunes de desinfección incluyen el ozono, la clorinación, o la luz UV.

¿Cómo sabes qué tipo de PTAR aplica para tu caso o necesidad particular?

En general, toda solucione es diferente, por ello, hay que tener en cuenta:

  • La cantidad, calidad y periodicidad del efluente.
  • Normatividad de vertimiento o disposición final y su proyección.
  • Área disponible para su construcción y zona de disposición, manejo o aprovechamiento.
  • Condiciones climáticas (humedad, temperatura, ventilación, etc).
  • Posibilidad de reúso.
  • La posibilidad de valorización energética, es decir producción de metano.
  • Por último, la oferta tecnológica más eficiente y más económica de acuerdo a este contexto.

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

[/vc_column][/vc_row]

Contactenos y conversamos mas sobre sus necesidades de estructuración o financiación.

This post is also available in: English (Inglés)

Español